Fitoestrógenos

Fitoestrgenosjpg

La menopausia es la etapa de la vida de la mujer en la que desaparece la menstruación como consecuencia de una disminución de la producción de estrógenos. Alrededor de los 50 años la mujer empieza a perder progresivamente su función ovárica y, por tanto, baja la producción de las hormonas femeninas: los estrógenos y la progesterona.

Como consecuencia pueden aparecer síntomas de:

  • Sofocos y sudores nocturnos.
  • Sequedad de la piel y mucosas, especialmente sequedad vaginal y ocular.
  • Flacidez de la piel.
  • Disminución de la líbido.
  • Aumento de peso.
  • Ansiedad, irritabilidad, insomnio y cambios de humor.
  • Fatiga y dolor articular.
  • Pérdidas de orina.
  • Pérdidas de memoria a corto plazo.

Los fitoestrógenos son una serie de compuestos de origen vegetal que tienen una estructura similar a los estrógenos naturales (17 beta estradiol). Estos fitoestrógenos poseen la capacidad de unirse a los receptores estrogénicos e inducir efectos parecidos a los estrógenos para minimizar las consecuencias de la bajada estrogénica en la menopausia.

Su acción agonista estrogénica reduce la aparición de los síntomas típicos de la menopausia y previenen todas aquellas complicaciones que aparecerán a lo largo de la falta de estrógenos y que no dan síntomas, como la osteoporosis, el riesgo cardiovascular y la sequedad de las mucosas.

Fuente: Solaray