Ácido Alfa Lipoico

 

El Ácido Alfa Lipoico (ALA) es un tipo de ácido graso que encontramos en todas las células de nuestro organismo. Es un potente antioxidante gracias a su solubilidad tanto en agua como en grasa; lo podemos encontrar en el cerebro y es de los pocos antioxidantes que atraviesan fácilmente la barrera hemato encefálica.

El sistema nervioso central (SNC) es muy sensible al daño oxidativo ya que tiene un elevado consumo de oxígeno y una alta densidad mitocondrial. El ALA combate la acción oxidativa de los radicales libres.

Durante la práctica deportiva se puede crear un desequilibrio entre los niveles oxidantes y antioxidantes, provocando el estrés oxidativo. Se genera por la producción de especies reactivas al oxígeno (ROS) que incrementan los marcadores de oxidación de lípidos, proteínas y ADN. Al mismo tiempo, este estrés oxidativo puede tener consecuencias positivas: la respuesta adaptativa de contracción de fibras musculares y la regulación de la expresión genética. En todo caso, necesitamos un buen nivel antioxidante para mantener el equilibrio i el Ácido Alfa Lipoico, por sus características y potencia, nos puede ayudar a mantenerlo y, al mismo tiempo, nos ayudará a la regeneración de las vitaminas C y E, el glutatión y la Coenzima Q10.

El ALA también es un cofactor en el proceso celular en que los carbohidratos, proteínas y grasas se convierten en energía. Su déficit provoca que la glucosa no se transforme de manera óptima en energía, al mejorar la sensibilidad a la insulina.

Ácido alfa lipóico - canela

Ácido R-Lipoico