Betaína HCL

 

El Clorhidrato de betaína es una forma ácida de la betaína, una sustancia similar a las vitaminas que se encuentra en las gramíneas y en otros alimentos. Se recomienda el HCL de betaína como una fuente adicional de ácido clorhídrico para personas que tienen una producción deficiente de ácido en el estómago (hipoclorhidria).

Las principales funciones corporales de la Betaína HCL son:

  • Actuar como dador de grupos metilo.
  • Actuar como factor lipotrópico.
  • Trabajar como intermediario en la conversión de la colina a la glicina.
  • Colaborar en la digestión de las proteínas en el estómago.
  • Ayudar a la digestibilidad del calcio y el hierro.
  • Aumentar la acidez del medio gástrico.
  • Provocar la secreción de pepsina.
  • Mejorar la absorción de las vitaminas C y B.
  • Prevenir la destrucción de las vitaminas del complejo B.
  • Esterilizar al máximo el alimento ingerido.
  • Prevenir la absorción corporal de parásitos intestinales por vía alimentaria.