Ginseng

 

El término de ginseng se refiere originalmente a varias especies del género Panax. Por más de 2.000 años las raíces de este planta de crecimiento lento se han valorado en la medicina tradicional china.

Existen tres tipos diferentes comúnmente llamadas ginseng: el ginseng coreano (Panax ginseng), el ginseng americano (Panax quinquefolius) y el “ginseng” siberiano (Eleutherococcus senticosus). Este último, aunque pertenece a las Araliaceae, la misma familia botánica que los anteriores, no es propiamente ginseng.

El ginseng coerano o Panax ginseng es una hierba perenne con una raí primaria que asemeja la forma de un cuerpo humano y que crece generalmente en las laderas de las montañas del norte de China, Corea y Rusia, cosechándose en otoño. Debido a que el ginseng debe ser cultivado por unos 5-6 años antes de poder ser cosechado, su precio alcanza altas sumas.

La raíz seca y sin procesar del ginseng es llamada “ginseng blanco” y la raíz evaporada, secada al calor, es llamada “ginseng rojo”.

Los efectos del ginseng coreano en el organismo se deben a una compleja interrelación de sus componentes. El grupo principal de éstos son los ginsenósidos, que se afirma aumenta la energía, contrarrestan los efectos del estrés y mejoran el rendimiento físico y mental. Otros grupos son los panaxanos, que ayudan a reducir los niveles de azúcar y los polisacáridos que ayudan a mantener la función inmune.