Levántate!

La evidencia demuestra que permanecer sentado durante mucho tiempo es perjudicial para su salud. Promueve activamente enfermedades crónicas, incluyendo el sobrepeso y la diabetes tipo 2, incluso si la persona se encuentra en muy buena forma.

Los estudios que investigan la vida en entornos agrícolas naturales muestran que las personas en los poblados agrícolas permanecen sentados unas tres horas al día. El trabajador de oficina promedio permanece sentado durante unas 13 a 15 horas al día y las investigaciones demuestran que el ejercicio vigoroso no puede contrarrestar los efectos adversos de permanecer sentado durante mucho tiempo.

Permanecer sentado, generalmente, se convierte en un factor de riesgo y curiosamente, la evidencia de los efectos biológicos relacionada con la falta de movimiento va más allá de lo que podría imaginarse.

Afortunadamente, el remedio es bastante simple: evitar permanecer sentado y moverse más. La clave es poner el cuerpo en contra de la gravedad. Aunque casi cualquier movimiento hace esto, los ejercicios con pesas son beneficiosos y adecuados para la mayoría de las personas, independientemente de su nivel físico.