Selenio

 

Considerado hasta 1957 como una substancia tóxica, es en dicho año cuando el Dr. Klaus Schwartz de la Universidad de California, descubre que este elemento es esencial para prevenir la degeneración del tejido hepático en las ratas. Hoy sabemos con certeza plena que se trata de un mineral traza esencial para la salud.

Principales funciones corporales:

  • Mantenimiento del normal funcionamiento hepático.
  • Mantener en perfectas condiciones los mecanismos inmunodefensivos a través de las células blancas.
  • Proteger al organismo contra los efectos de minerales tóxicos tales como el cadmio, el mercurio y el arsénico.
  • Participar de forma esencial en las funciones reproductoras masculinas.
  • Estimular la producción de las prostaglandinas.
  • Mantenimiento de una visión saludable.
  • Mantenimiento de una piel y un cabello sanos.
  • Actuar como agente antiinflamatorio.
  • Mantener el corazón saludable.
  • Proteger contra los radicales libres.
  • Mantener junto a la vitamina E las normales funciones de la mitocondria.
  • Colaborar en la producción de Coenzima Q10.
  • Mantener la elasticidad de los tejidos corporales.
  • Prevenir la aparición de caspa.
  • Incrementar la formación de anticuerpos.