Suplementación deportiva

El equilibrio entre la actividad física, el descanso y la alimentación es básico para mejorar nuestra capacidad deportiva.

Cuando entrenamos estamos estresando el cuerpo para su adaptación y este proceso adaptativo es el que realmente mejora el rendimiento. Cuando descansamos y dormimos es cuando mejor se produce esta mejora a nivel celular.

Según el Principio de Sobrecompensación, muy utilizado en medicina deportiva, mantener un adecuado equilibrio entre estos tres factores (entrenamiento, nutrición y descanso) es un elemento clave en la mejora de la salud y de nuestro rendimiento.

Algunos nutrientes que nos pueden ayudar a mejorar nuestra actividad física son:

  • La práctica deportiva genera muchos radicales libres (oxidantes) que la célula tiene que neutralizar. Serán de utilidad: las vitaminas C, E y A, los beta carotenos, el Resveratrol, el Ácido Lipóico, la Astaxantina, la Acetyl-L-Carnitina, la Co-Q10, el Selenio, la PQQ, el Zinc...

  • Entre sus múltiples funciones (participa en más de 300 reacciones enzimáticas en el organismo), el Magnesio nos ayuda en la creación de energía ATP, a mantener el equilibrio electrolítico, a mejorar la función muscular y en una correcta síntesis de las proteínas.

  • L-Glutamina. Es un potente suplemento cuando se realizan importantes esfuerzos tanto a nivel físico como mental.

  • Proteína. En caso de necesidad y vigilando el exceso de proteína, escoger una proteína de calidad mejorará nuestra recuperación. Es muy importante tener en cuenta la calidad de la misma ya que en el mundo de los suplementos deportivos, las proteínas son los productos más adulterados.

  • BCAA’s. Son 3 aminoácidos (leucina, isoleucina y valina) particularmente importantes para dar soporte muscular (es un gran recuperador de fibras musculares), del sistema nervioso e inmunológico.

  • Creatina. Mejora la fuerza explosiva y ayuda en entrenamientos con pesas y en ejercicios intensos y de corta duración.
  • Ribosa. Generamos Ribosa a partir de la glucosa pero es un proceso lento. Gracias a ella mejoramos las concentraciones de oxigeno y la generación de energía ATP.

  • L-Carnitina. Desempeña un papel crucial en la producción de energía a partir de los ácidos grasos. Los deportistas son los que más beneficios pueden obtener de la suplementación con este producto. Además, es muy recomendable para personas vegetarianas.